SIN EXCUSAS…ME ATREVI!

Para mí el 2017 quedará enmarcado como el año que me atreví a trabajar en una cabina de transmisión para narrar un juego. Trece años después de llegar a ESPN me animé a romper el hielo. El por qué me tardé tanto ni yo lo tengo claro, pero manejo una teoría que quiero compartirles.

Las excusas que me inventaba me tenían tranquila y sin sobresaltos en mi zona de confort, pero mientras tanto eran muchas las voces que me cuestionaban, empezando por mi esposo, arquitecto de mi carrera, pasando por muchos de los que me siguen en las redes sociales y terminando por varias de mis más cercanas amistades. ¿Por qué no narras o comentas los juegos? ¿No te animas a hacer algo más allá?… Quizás el detonante para atreverme fue cuando mis compañeros de trabajo me hicieron la misma pregunta, en especial mi productor de béisbol, hecho en la tierra del sol amado, Maracaibo, Venezuela, el que me llama “La Caballa” JA! Me han dado muchos consejos en la vida pero el suyo junto con su persuasión, insistencia y confianza en mí me llevaron a mover todas las teclas para que me dieran la oportunidad en ESPN de la noche para la mañana. Aunque desconozco hacia donde me llevará este camino, estoy segura que le estaré eternamente agradecida por darme el puntapié que necesitaba para atreverme.

Apenas me tocó cubrir varios juegos de la Serie Mundial de Béisbol Colegial que se vieron en Latinoamérica a través de ESPN3, una perfecta oportunidad para foguearme, recibí consejos del mejor narrador de la industria Ernesto Jérez explicándome el contexto de lo que significa para estos jóvenes peloteros llegar a Omaha, Nebraska para competir por el preciado título, me comentó con mucha ilusión de las diferencias de los bates de aluminio y uso de la repetición instantánea con MLB, entre otras cosas. Otro gran aliado de mi carrera Luis Alfredo Álvarez me dio ejemplos de otras mujeres en el mercado estadounidense que se han atrevido a incursionar en esta especialidad, me habló de Beth Mowins quien en ESPN pronto se convertirá en la primera mujer que narrará partidos de la NFL desde 1987, siguiendo los inspiracionales pasos de Gayle Sierens quien hace 30 años fue la última en narrar un juego desde el emparrillado. También debo mencionar a Fernando Álvarez quien me acompañó el día de mi audición, pues sí, me hicieron un casting antes de lanzarme a los lobos, en este negocio nada llega gratis al menos que hayas nacido de pie y no es mi caso.

Como ven uno no está sólo cuando se está acompañado de los mejores y cuando quienes te rodean definen a la perfección el concepto de grandeza, que significa hacer mejor a quien tienes a tu lado. Vaya que ellos me hacen lucir bien en cada programa y cobertura que nos toca juntos.

Por ahora seguiré ensayando, seguiré diciéndole que sí a cuanta prueba me pongan por delante, para cuando llegue el momento de probarme en las Grandes Ligas, todo llega tarde o temprano cuando te lo propones y quiero estar preparada, pues es un largo camino. Al final las excusas son símbolo de debilidad y no de coraje. En todos los campos de la vida, laborales y personales, aquel que se la pasa dando explicaciones termina perdidamente creyéndose sus propias excusas, es una forma de negación constante que te mantiene oprimido y estancado. Una teoría de la cual pude librarme cuando entré en esa cabina solitaria de un edificio cualquiera en la sede de ESPN en Bristol, CT. un sábado por la noche, el pasado 18 de junio.